"Lo más duro es mantenerse día a día"

Diseños muy femeninos Made in Spain son el secreto del éxito de Daluna

25 FEBRERO 2016,
Daluna. Diseño de la colección Cala para la temporada primavera-verano 2'016
Daluna. Diseño de la colección Cala para la temporada primavera-verano 2'016

Laura Alemany es inquieta, risueña y tiene una cabellera rojiza que me recuerda a Mérida, protagonista de Brave, película de Disney. Y no solo por su pelo, también por su valentía. Porque valientes son los que luchan hasta cumplir sus sueños. Además es joven, aunque ya reconocida dentro del mundo fashionista como diseñadora y dueña de la firma Daluna. Marca femenina y 100% Made in Spain que ha logrado hacerse un hueco en el duro y competitivo mundo de la moda y que ahora, tras seis años de trabajo, se encuentra en su momento más dulce. Daluna acaba de presentar “Cala” su nueva colección primavera-verano 2016, desembarcar en Italia y formar parte de alfombra roja en la pasada 30 edición de los Premios Goya. Ahí es nada.

Para llegar hasta aquí han sido necesarias muchas horas de trabajo convertidas en 13 colecciones, “todas ellas elaboradas a mano en nuestro país, con mucho amor y en un proceso completamente artesanal” dice la propia diseñadora. Su marcado estilo femenino tuvo éxito desde el principio y en ella, a lo largo de este tiempo, han confiado actrices de la talla de Adriana Torrebejano y Michelle Jenner, cantantes como Chenoa y Edurne, presentadoras como Patricia Conde y modelos como Malena Costa, entre otras celebrities.

En plena resaca de felicidad, hablo con Laura para saber cómo se siente, cómo ha sido el camino hasta llegar donde está hoy y qué otras metas le quedan por alcanzar.

Hemos visto a Ana Lozano, maquilladora nominada por Ma Ma, y a Almudena León, actriz protagonista de Vampyres que se estrena este año, lucir tus diseños en la pasada edición de los Premios Goya. ¿Qué se siente al lograr algo a lo que todos los diseñadores aspiran y que solo algunos consiguen?

Se siente una felicidad enorme. Desde pequeña he vivido muy intensamente la Gala de los Goya porque me encanta el cine español. Y desde que creé Daluna, siempre he tenido el sueño de vestir a una actriz para esa noche tan especial. Y este año lo he logrado por partida doble, estoy que no me lo creo.

Supongo que no habrá sido (nada) fácil llegar hasta aquí ¿Qué destacarías como lo más duro a lo largo de estos seis años?

Crear una empresa, hoy en día, es muy complicado y más cuando apuestas por el “Made in Spain” al 100%. Lo más duro es mantenerse día a día, trabajar muchísimo a veces sin descanso, ni vacaciones, para no quedarte estancado e intentar proyectar la marca lo mejor posible y que, poco a poco, se vaya haciendo un hueco entre tanta competencia.

Aunque se empieza a valorar más el “Made in Spain”, ¿por qué seguimos prefiriendo diseños de marcas internacionales a la hora de vestir?

Porque la gente siempre quiere lo que ve y las firmas internacionales tienen más capacidad económica para hacer publicidad que las nacionales, salen más en televisión, prensa, etc… y eso cala en el público final.

Todos los diseñadores españoles coincidís en una cosa: lo difícil que es producir todo en España. ¿Por qué cuesta tanto?

Cuesta producir en España porque aquí el trabajo se paga adecuadamente según el perfil profesional y entonces las prendas se encarecen. La gente que decide producir fuera de nuestro país se va a lugares donde la mano de obra es baratísima y eso, en el fondo, hace muchísimo daño aquí y en los países destino porque las condiciones de trabajo no son buenas. Por culpa de esto han cerrado muchos talleres, cada vez hay menos profesionales de la confección en nuestro país y es complicado encontrar talleres donde te produzcan una colección completa.

Acabas de presentar “Cala” tu colección para la próxima primavera-verano que, por cierto, ha sido muy alabada. ¿En qué te inspiras para crear?

Me inspiro en muchas cosas y en ninguna en concreto. Me gusta diseñar para una mujer muy femenina y sensual y en ese aspecto me centro en todas mis colecciones. A partir de ahí, me pueden inspirar desde un tejido, una época, una persona que admire, un lugar…

Desde la primera colección hasta hoy, ¿cómo crees que han evolucionado tus diseños y cuál es la seña de identidad de Daluna?

La evolución creo que la nota más la gente que me sigue desde el principio que yo misma. He ido arriesgando más en los patrones, he incluido vestidos largos y cada vez más apuesto por estampados atrevidos que no solía utilizar al principio. Daluna se identifica por sus cortes femeninos, sus espaldas llamativas y sus asimetrías.

¿Qué sueños te quedan por cumplir, Laura?

El mayor sueño es poder seguir viviendo de mi marca y ampliar los puntos de venta nacional e internacionalmente. También me encantaría vestir a la actriz Diane Kruger, a la que admiro mucho por su estilo y personalidad.